Psiquiatría en El Salvador – Una Sinopsis Histórica

Toda referencia histórica de una especialidad médica como la psiquiatría debe contar con tres elementos: La historia del tratamiento dado a los enfermos mentales (que incluye el desarrollo y  construcción de hospitales), la historia del aprendizaje de la psiquiatría como disciplina y la historia de las gremiales de médicos psiquiatras.

La historia de la psiquiatría en El Salvador no puede desligarse de aquella de los países centroamericanos y de los progresos de la disciplina en el mundo entero. Los siglos  XVIII y XIX se caracterizaron por una percepción distinta hacia los pacientes mentales. En Europa, la revolución iniciada por Pinel, cambió la forma de percibir la enfermedad mental y, por tanto, la forma de tratarla. Comenzando en España en toda Europa se observó una tendencia a la construcción de hospitales psiquiátricos cuyos servicios eran principalmente asilares. En El Salvador esta tendencia se advirtió hasta finales del siglo XIX con la construcción del Hospital para Dementes, llamado también Manicomio Central en 1894. El Dr. Genaro Muñoz fue el encargado de dicho hospital y por tanto puede considerarse el primer médico que trabajó concretamente en  psiquiatría en el país.

Las terapias eran básicamente físicas y únicamente los bromuros constituían la alternativa farmacológica para los desórdenes mentales. Los tratamientos de shock, primeros en tener efectividad clara y directa, se introdujeron hasta la tercera década del siglo XX.

En 1949 el Dr. José Molina Martínez es nombrado director del Hospital Psiquiátrico. Este notable médico habría de introducir en la psiquiatría una modernización notable y una actitud científica. Fue el Dr. Molina Martínez quien introdujo la cátedra de  psiquiatría en la Universidad de El Salvador en 1954.

En 1972 se funda el Hospital Psiquiátrico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, el cual quedó bajo la dirección del Dr. Miguel Fortín Magaña, siendo su primer encargado de docencia el Dr. Guido Arias.

En 1975 se traslada el Hospital Psiquiátrico a su sede definitiva en la ciudad de Soyapango. Un año después se funda la Asociación Salvadoreña de Psiquiatría siendo su primer presidente el Dr.

Cabe mencionar que hasta 1991 todos los psiquiatras salvadoreños eran formados en el extranjero, principalmente en países europeos. En 1989 el Dr. Miguel Fortín Magaña y el Dr. Francisco Paniagua forman el primer programa de especialización psiquiátrica en el país al desarrollar un programa de residencia en el Hospital Psiquiátrico del ISSS. Este programa es el que, con el tiempo, habría de dar la mayor cantidad de especialistas en El Salvador. Los primeros psiquiatras graduados del programa fueron los doctores Guadalupe de Garay, Otto Moisés Castro y José María Sifontes.

En 1992 se  inaugura el Departamento de Psiquiatría Forense en el Instituto de Medicina Legal de San Salvador, siendo su  primer jefe el Dr. José Miguel Fortín Magaña (hijo del Dr. Miguel Fortín Magaña).

En el año 2004 se inicia u programa de residencia formal en psiquiatría en el Hospital Psiquiátrico Nacional “Dr. José Molina Martínez”.

Actualmente la Asociación Salvadoreña de Psiquiatría, presidida por la Dra. Tirza Merino cuenta con 50 asociados. La gremial ha organizado mas de una decena de congresos nacionales y tres eventos regionales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *